.

.

¿Por qué tengo que volver a enviar muestras?


Porque la cantidad y calidad del ADN extraído no ha cumplido los estándares básicos requeridos para el correcto funcionamiento de la PCR. Esto ocurre con mayor frecuencia con las plumas, puesto que la cantidad y calidad de ADN que se encuentra en ellas es variable no sólamente entre especies, sino en un mismo individuo.


No hay que olvidar que, si bien se puede extraer el ADN de las células epiteliales que quedan en el cañón de la pluma, es de una pequeña gota de sangre que queda aislada y seca en el cañón de la pluma de donde más cantidad de ADN se puede extraer. Como regla sencilla se podría concluir que cuanto mayor es la pluma, mejor será la calidad y mayor será la cantidad del ADN extraído, lo que aumentará la probabilidad de éxito de la PCR realizada en el laboratorio. Cuando las plumas que recibimos son demasiado pequeñas, se han cortado con tijeras o están secas y degradadas se contactará con los clientes para solicitarles el envío de una nueva muestra. Para evitar un mayor retraso en la publicación de nuestros resultados, pediremos a los clientes que deban reenviar muestras que estas sean sangre. De este modo se asegura una cantidad y calidad de ADN suficientes para realizar los análisis.