Los ojos en los Agapornis Roseicollis

8 mayo, 2014

Para comenzar esta entrada calificaré a los ojos en los Agapornis Roseicollis como: “ese pequeño gran detalle”.

Tal vez muchas de las personas que crían con esta fascinante especie animal nunca han reparado en darle importancia a ese pequeño detalle de estas aves, y seguramente aun hay aficionados a estas psitácidas que desconocen todo lo que el ojo de los Agapornis Roseicollis puede esconder y todo lo que nos puede informar sobre ellos. En muchos casos incluso su sexo, además por supuesto, de su mutación.

Podemos encontrarnos tres colores o tonos de ojos, siempre relacionados con el porcentaje de reducción de eumelanina que le provoque la mutación concreta que lleve el ejemplar. Estos colores son el rojo, el tinto y el negro; todos ellos muy fácilmente diferenciables en el momento que se produce la eclosión y durante los primeros días de su vida. El rojo se distinguirá en todo momento, al igual que el negro, pero el ojo color tinto sólo podremos apreciarlo durante los primeros días, aunque en fotos con flash también puede notarse de adultos.

 

La mutación Ino.

Esta mutación se apreciará desde el primer momento de vida del Agapornis por llevar unos ojos rojos tan fácilmente apreciables como vemos en esta imagen, siendo prácticamente transparentes e indiferenciables del resto de la piel del animal.

Este tipo de color de ojos nos llevará a un ejemplar “Lutino” si es de línea verde y “TurquesaIno”, “AquaIno” o “AquaTurquesaIno” si es de línea parazul.

En esta secuencia veremos la evolución de un ejemplar Lutino confirmado desde su primer día de vida, apreciando en todo momento el color rojo en sus ojos:

Evolucion ojos agapornis

Las mutaciones Canela y Pallid.

image012

En estas dos mutaciones, al no llevar una reducción tan drástica de eumelanina como la Ino, lo que notaremos es que el color de los ojos de estos ejemplares se aclara un poco, dejando de ser negros, pero no llegando a ser tan rojos y claros y quedando en lo que los criadores hemos ido adoptando como denominación “ojos tinto”.

Esta característica de los ojos en los Canela y en los Pallids no será tan fácilmente reconocible una vez que el ejemplar haya cumplido una serie de días de vida, con lo que para clasificarlos debemos estar bien atentos especialmente desde la eclosión del huevo.

Es necesario mencionar que en ocasiones la mutación Marbled, al ser una mutación que también afecta a la distribución de la cantidad de eumelanina en estos animales, puede llevarnos a confusión y también presentar un poco de decoloración ocular en los primeros días de vida. Caso ya comentado en una de mis entradas en este blog.

 

No mutados en Ino, Canela o Pallid.

En los casos en los que un Agapornis Roseicollis no esté mutado en Ino, Canela o Pallid (salvo la extraña excepción de los Marbled) siempre llevará los ojos negros, aunque eso no implique que no lleve otra serie de mutaciones, como Turquesa, Opalino, Cara Naranja, etc.

image015En Agapornis que no lleven las mutaciones citadas en esta entrada vamos a notar claramente unos globos oculares muy oscuros desde el primer momento de sus vidas.

En esta imagen podemos apreciar como destaca totalmente el tono de sus ojos con el del resto de la piel del animal.

Gráficamente, y en ejemplares más crecidos, vamos a intentar diferenciar entre los ojos de un Ino y de un Agapornis no mutado en Ino, Canela o Pallid observando esta imagen:

Una pregunta bastante interesante para un aficionado o criador de Agapornis podría ser: ¿Puede darse una pareja de Agapornis que en una misma nidada nos dé los tres tonos de color de ojos? La respuesta es: Sí.

La combinación, entre otras posibles (pocas), sería con una pareja formada por un macho PallidIno y una hembra que no esté mutada ni en Pallid ni en Ino.

image017

Con esa combinación obtendremos hembras Ino (ojos rojos), hembras Pallids (ojos tintos) y machos no mutados ni en Pallid ni en Ino (ojos negros). Caso idéntico a la foto que se muestra.

Todo esto y mucho más es lo que nos puede enseñar ese pequeño gran detalle de los ojos de un Agapornis Roseicollis.

 

Juan A. García.
“Agapornis La Isla”.

Filed in: Sin categoría

About the Author ()

Comments are closed.