Agapornis: Genética Básica (Parte I)

20 septiembre, 20160 Comments

genética básica de agapornis

 

Para comenzar, aclarar que todas las mutaciones se encuentran en pares de cromosomas, que representaremos mediante esta gráfica y que se transmiten mediante tres tipos de herencia que estudiaremos en este artículo.


AUTOSÓMICAS DOMINANTES: Los Factores de Oscuridad, el Violeta y el Arlequín.

En estas tres mutaciones, el ser dominantes, significa que con encontrarse la mutación en un solo cromosoma del par será suficiente para que dicha mutación se exprese visualmente.

AUTOSÓMICAS RECESIVAS: Turquesa, Aqua, Cara Naranja y Marbled.

En estas mutaciones, el ser recesivas significa que la mutación deberá encontrarse en los dos cromosomas del par para que dicha mutación se exprese. Por el contrario si estas mutaciones se encuentran en un solo cromosoma del par hablaremos de “portación”, término muy importante y que iremos aclarando.
Además de las cuatro mutaciones que nombro, también se dan en Roseicollis el Pale Fallow y el Arlequín Recesivo, aunque se ven menos, y en las especies Aro-oculares el DEC, el Pastel y el Ino.

RECESIVAS LIGADAS AL SEXO: Opalino, Ino, Pallid y Canela.

Estas mutaciones recesivas, presentan la complejidad de comportarse de forma diferente en los machos y en las hembras. De ahí su denominación de Mutaciones Ligadas al Sexo (“LS” a partir de ahora). Uno de los dos cromosomas sexuales de las hembras es incapaz de almacenar información genética mutacional, por tanto las hembras funcionan en esta herencia como si sólo tuvieran un cromosoma y no un par. Esta herencia se da en Roseicollis, aunque en los últimos años ha aparecido alguna LS en Aro-oculares que aun no está extendida.

Mecanismo de herencia.

genética básica de los agapornisAl reproducirse dos ejemplares, las crías resultantes, para formar su par de cromosomas, van a adquirir uno del padre y otro de la madre, siendo entonces cuatro las distintas posibilidades que podemos encontrarnos en su descendencia.

En la gráfica podemos ver como el cromosoma A de uno de los padres combina con el C y el D del otro progenitor y después es el B el que realiza el mismo proceso.

Esas son las cuatro combinaciones posibles y que darán diferentes resultados según se trate de mutaciones dominantes, recesivas o LS.

Dominantes.

Sería muy fácil decir que estas mutaciones se transmiten sólo con que uno de los progenitores muestre la mutación, y aunque efectivamente así es, muchas veces el ojo humano no nos permite verlo claro.

Para muchos aficionados se hacen incomprensibles los términos SF y DF, pero no es tan complicado. Sólo hay que pensar en la gráfica del par de cromosomas: SF el que lleva la mutación en un cromosoma y DF el que lleva la mutación en los dos cromosomas del par.

Como ya he comentado, siempre son cuatro las combinaciones resultantes de un cruce. Para no hacer el artículo interminable vamos a ver el resultado del cruce de dos ejemplares SF.

En este ejemplo vemos que obtendríamos un 25% de ejemplares DF, un 50% de ejemplares SF y otro 25% que no llevarían la mutación.

Siguiendo lo explicado en el “mecanismo de herencia” podemos practicar con otras combinaciones como por ejemplo un DF cruzado con un SF, etc.

fig3 es

Consideraciones sobre las mutaciones dominantes.

• Este tipo de mutaciones dominantes no pueden portarse, por tanto aunque un individuo sea hijo de un mutado, si no lo es él no podrá transmitirlo.
• Un mutado DF siempre dará descendencia mutada, aunque dicha descendencia sólo lo sea SF, por ejemplo un DD siempre va a dar mínimo D, aunque no lo notemos.
• En cuanto a los Factores de Oscuridad se ha extendido el uso de “D” en el caso de ejemplares SF y “DD” en el caso de DF, usando siglas del inglés.
• Cuando he comentado que el ojo humano puede engañarnos me refiero a que viendo a un Arlequín Dominante no se puede saber si es SF o DF, o cuando un ejemplar lleva un FO podemos no notar diferencia con respecto a si no lo llevara.
• Un arlequín al ser una mutación dominante siempre dará crías arlequines aunque su pareja no lo sea, dando como resultado la mitad de ellos si se trata de un SF y su totalidad si se trata de un DF.
• Incluso una pareja de arlequines podrían dar algunas crías que no presenten dicha mutación si se tratara de dos ejemplares Arlequines SF.
• En realidad la única mutación dominante es el Arlequinado, en la que no existen diferencias visuales entre un SF y un DF. Las otras dos, FO y Violeta, son realmente dominantes incompletas porque un DF puede ser muy diferente a un SF por no estar la mutación presente plenamente en sus pares de cromosomas.

Juan A. García.
“Agapornis La Isla”.

¿Os ha interesado este artículo?
Si queréis saber más sobre este tema, no os perdáis nuestro artículo sobre Genética básica de los agapornis: mutaciones recesivas. Ya disponible en nuestro blog.

Filed in: AgapornisConsejos para criar avesCuriosidades de las Aves

About the Author ()

Leave a Reply